Se acercan fechas de celebración en familia, de recibir, dar regalos y decorar las casas. Seguro que la última cosa en la que muchas personas piensan en esta temporada es en la contaminación y daños ambientales detrás de estas fechas. Contrario a lo que muchos piensan, no tienes que dejar de celebrar para aportar tu granito de arena, hoy te decimos de qué manera puedes hacer una navidad sostenible.

La navidad es una de las temporadas del año en la que más se contamina, por ejemplo, el papel de regalo, se usa para envolver regalos, pero después este mismo se rompe en pedazos y se tira directo a la basura, eso sin contar que el producto que se envuelve como regalo ya trae envoltorios plásticos, de unicel y cartón. El arbolito de navidad, es otro tema, podrías pensar que tu árbol es sintético así que no fomentas la tala de árboles, pero ese material sintético es plástico, y la fabricación de plástico es altamente contaminante. Podemos continuar esta larga lista, pero en lugar de eso, te daremos 5 consejos para una navidad más sostenible.

5 consejos para una navidad más sostenible.
Celebrar la navidad y además seguir aportando tu granito de arena hacia un desarrollo sostenible, si es posible. No te olvides de lo más importante, conoce cómo puedes ayudar, cambia tu forma de consumir y comparte tu cambio con tu círculo social para generar acciones en cadena.

1. Regalos con impacto
Todos nos hemos enfrentado a la pregunta ¿Qué le regalo este año a…?. Es época de encontrar regalos para quienes queremos, pero ¿qué tal si este regalo pudiera tener más de un beneficiario?. Por ejemplo, regala Chocolate Mazorca Negra, que no solo es delicioso, si no que al comprarlo ayudas a mujeres indígenas mexicanas que se dedican a su elaboración como forma de vida. O puedes regalarle a ese fanático del café un paquete de Café la Organización y así apoyar a más de 3500 familias en Oaxaca. Además de tener un impacto positivo en la sociedad y economía mexicana, al comprar un regalo con conciencia, estás ayudando al medio ambiente, todos los productores que encontrarás en el directorio de productos y servicios sostenibles, producen en armonía con el ecosistema, protegen hectáreas de selva y hacen un trabajo con responsabilidad ambiental.

 

2. Recicla y rehúsa para tus envolturas
Como ya lo dijimos antes la cantidad de papel de regalo que se usa en esta temporada es excesiva e innecesaria. Compras este papel decorado cuya elaboración e imprenta está dañando al ambiente, luego envuelves con él un regalo y en unas horas el papel está destrozado y tirado en la basura. Para envolver tus regalos existen alternativas que son más ecológicas, por ejemplo, papel de periódico, este periódico que te dieron en la calle o que te ofrecen de forma gratuita, puedes hacer un collage con sus hojas y hacer tu propio papel de regalo. Pero no te limites ahí, puedes usar el papel estrasa en el que vienen envueltos los paquetes que compras por internet, páginas de revistas que de todas maneras ibas a tirar, e incluso envoltorios de dulces y etiquetas de bebidas. ¡Ponte creativo!

 

3. Adiós a los desechables
Es muy común que en la cena de navidad, la fiesta de la oficina, el recalentado y otros eventos, se usen platos, vasos, o cubiertos desechables. Los trastes desechables son la 3er cosa que genera más basura en el mundo cada año. Así que saca a relucir tu mejor vajilla y dale un toque especial a la cena navideña.. Otro tip muy importante es que pienses bien en la cena de navidad, para que no compres o hagas de más y termine sobrando demasiada, no te arriesgues a que caduque y acabe en la basura. Haz sólo lo justo para quienes han confirmado que estarán y si sobra algo, no lo guardes “para después”, sal a la calle y regala esos sobrantes a personas en situación de calle, seguro lo agradecerán.


4. Decoración ahorradora
A todos nos gusta ver nuestra casa decorada llena de luces y adornos que la hacen sentir más cálida. Sin embargo puedes hacer de esta decoración de navidad sostenible con unos sencillos pasos. Compra series de luces LED, estas consumen menos energía, así que no solo estarás siendo sostenible si no que además tus bolsillos lo agradecerán cuando llegue la factura de la luz. Otro tip importante es reutilizar la decoración del año pasado. ¿Realmente es necesario decorar diferente cada año? la verdad es que no. Mientras más esferas y adornos, en su mayoría plastificados, compres, más fomentas la fabricación de los mismos y contribuyes a la contaminación. Opta por reutilizar tus adornos.


5. El mejor árbol de navidad
Lo primero que necesitas saber es que si ya tienes un árbol sintético, no lo tires, úsalo cada año hasta que se estropee, tirar el árbol de navidad sintético que tienes, es de las peores cosas que puedes hacer, así que si tienes uno guárdalo bien. Por otro lado, si no tienes un árbol y estás pensando en comprar uno sintético o uno natural, la siguiente idea va a revolucionar tus pensamientos. Compra un pino vivo, así es, en muchos viveros venden pinos pequeños en macetas, compra uno de esos y decóralo, ahora es pequeño y podrás ponerlo incluso en el centro de tu mesa, pero la mejor parte viene cuando tienes todo el año para cuidarlo, regarlo y podarlo, año con año, tendrás un árbol de navidad más grande y frondoso y además será muy especial por que tú lo habrás hecho crecer, puedes conservarlo en una maceta o bien si tienes un jardín incluso puedes plantarlo.

Esperamos que estas ideas te ayuden a tener una feliz navidad sostenible. Recuerda que puedes encontrar las mejores opciones para regalar en el directorio de productos y servicios sostenibles. No te olvides de compartir estas ideas con tus amigos y familia para crear acciones en cadena que tengan mayor impacto.