En 2004, ante el grave problema de la producción de “basura”, surgió el primer movimiento sobre tres acciones que cualquier persona podría hacer para disminuir la producción de residuos, las 3 R que con el tiempo fueron evolucionando a las “5 R” para la gestión de residuos que hoy todos conocemos y que de pronto son un poco confusos, pero la idea es:  Rechazar, Reducir, Reparar, Reutilizar y Reciclar.

Hoy en día es más común que las personas estemos más o menos familiarizadas con estas acciones, aunque no realicemos todas, sin embargo, sabemos que estas acciones son indispensables para hacer frente al aún problema de los residuos.

Quizás la más importante de todas las R es la de rechazar y reducir, ya que estas acciones son la raíz de tener un residuo o no tenerlo, y son la bandera de los movimientos de cero residuos. Estas están directamente ligadas a nuestras decisiones de consumo. Es decir; no aceptar una bolsa, implica no preocuparte por todas las demás R.

En este sentido, desde Rainforest Alliance México y nuestra iniciativa Mercados por un Futuro Sostenible sabemos la importancia de las decisiones que tenemos todos y todas en nuestro consumo. Nuestras decisiones de consumo pueden generar impactos positivos en el medio ambiente, en las comunidades en donde se producen, en las personas que dedican su vida en producir ese producto o servicio y finalmente en nuestra salud. Es una cadena de bienestar cuando tomamos las decisiones de consumo con impacto positivo.

Por esta razón, el equipo de Rainforest Alliance México lanza la campaña de las 3c del consumo responsable: Conoce, Cambia y Comparte. Estas son acciones que al emplearlas en tu consumo, pueden generar el impacto positivo que quieres ver en el mundo.

Pero ¿Qué son?

  • CONOCE: Conoce todas las prácticas detrás de la producción de un producto o servicio. Asegúrate de que en la producción de un producto o servicio se implementan prácticas que son buenas para las personas y para el planeta. Acciones como: evitar la deforestación, pago justo, no uso de agroquímicos que dañan al planeta y a las personas, que tenga beneficios en las comunidades productoras, que no cause la perdida de ecosistemas, que invierta en acciones de conservación de agua y todos los demás temas que sean de tu interés.
  • CAMBIA: Cambia tu decisión de compra. La próxima vez que estés frente a un producto, elige el que tiene estos compromisos sociales y ambientales. Cuando eliges estos productos y servicios, las empresas y marcas empiezan a reconocer que los consumidores mexicanos estamos cada vez más interesados en estos productos.
  • COMPARTE: Comparte en tus redes, con tus amigos, amigas y tu familia que productos, servicios, marcas, negocios están comprometidos con un futuro más sostenible. Así seremos cada vez más compradores(as) responsables y los negocios empezarán a saber que los mexicanos buscamos cada vez más productos responsables social y ambientalmente.

De esta forma, todos seremos parte del cambio en los patrones de consumo. Hacia un consumo responsable.

Ojo, no se trata de comprar mas productos responsables, se trata de comprar lo que necesitamos, pero con el mayor impacto positivo ambiental y social.

Súmate a nuestra campaña, ayúdanos a difundir  las 3C de consumo responsable. Necesitamos ser cada vez mas las personas comprometidas con un presente y un futuro más sostenible, en donde nuestras decisiones de consumo tienen más poder del que creemos.

Usa el #ConoceCambiaComparte y etiquétanos para ser una red de consumidores responsables cada vez más grande.