Muestra de Cacao y Chocolate mexicano: Primer encuentro por un futuro sostenible.

El cacao es mucho más que solo un fruto, el caco es vida, es remembranza sagrada de nuestros ancestros, es identidad mexicana y el sustento de cientos de comunidades productoras mexicanas.

El caco mexicano es inigualable, es por eso que con mucho orgullo, el pasado jueves 12 de mayo se llevó a cabo exitosamente el primer encuentro entre comunidades productoras de cacao sostenible en la “Muestra de Cacao y Chocolate de México», un espacio creado con el propósito de solemnizar el provecho de producir caco responsable con el medio ambiente, así como chocolate más sostenible; y por supuesto, para informar respecto a su cadena de valor y establecer alianzas que fortalezcan su cadena de suministro.

 

Entre mosaicos antiguos y canteras atezadas, abriendo las puertas de su hermosa casa, la asamblea se efectuó en la sede de la Representación del Gobierno de Quintana Roo en la Ciudad de México, lugar en el que se reunieron productores de cacao y artesanos chocolateros mexicanos provenientes de los estados de Chiapas, Tabasco, Querétaro, Ciudad de México y Quintana Roo.

La comitiva por la Muestra de Cacao y Chocolate se realizó en apoyo con Rainforest Alliance, Mercados por un Futuro Sostenible y la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID), las cuales mantienen una estrecha relación, pues en 2018 se firmó un exitoso acuerdo entre Rainforest Alliance y USAID, denominado “Alianza por los Paisajes Sostenibles y Mercados”, que junto a la ayuda de Grupo Gigante fue posible efectuar proyectos que resultaron productivos para el fortalecimiento de actividades forestales, agricultura sostenible, y por ende, de sus producciones.

Mediante el soporte de Carmen Idania García y Daniela Ruiz, representantes del Gobierno de Quintana Roo, se realizó una cálida bienvenida a todos los asistentes de la Muestra de Cacao y Chocolate, y mediante palabras de aliento expresaron el placer de contar con la presencia de comunidades productoras comprometidas con el cuidado y preservación de los ecosistemas, recalcando la importancia de armonizar con la naturaleza.

Dentro de las principales funcionalidades de la asamblea, fue retratar los panoramas mercantiles según el impacto esclarecido de la producción del cacao y chocolate mexicano. En materia de sostenibilidad agrícola se mencionó la importancia de continuar con acciones que ayuden a mantener en óptimas condiciones los ecosistemas locales, protegiendo la vida silvestre por medio de la reducción de la deforestación y expandiendo la conservación forestal, de modo que estas acciones de responsabilidad ambiental logren impactar positivamente dentro de los entornos sociales, y de tal manera, aportar mayores beneficios económicos a las comunidad productoras en México.

Edgar González Godoy, director general en México de Rainforest Alliance mencionó a los presentes cuales son los objetivos y valores que definen a la organización, “En Rainforest Alliance tenemos el compromiso de vincular a pequeñas comunidades productivas, mercados responsables, organizaciones y consumidores que implementen acciones claras para lograr un futuro sostenible”.

Las malas prácticas agrícolas, como la deforestación y el uso desmesurado de agroquímicos detienen el desarrollo de entornos naturales y por lo tanto el crecimiento comercial. La planta del cacao es sumamente susceptible ante los cambios y condiciones de cultivo, por lo que el cuidado de los entornos naturales ayuda también a establecer un área con condiciones propicias para el correcto desenvolvimiento del cacao. Anaid Corona de la Productora de Chocolates Artesanales del Caribe Mazorca Negra y Arturo Bahena, de la Cooperativa Ejido Cacao comentaron al respecto del tema y profundizaron en afinidad a las alternativas existentes para poder restaurar el paisaje y la flora y la fauna local, mostrando el desarrollado efectuado por Mazorca Negra en el Ejido Cacao como ejemplo de ello.

Mazorca negra es uno de los ejemplos más acertados respecto a calidad y responsabilidad ambiental se refiere, enalteciendo el cacao mexicano con sus prácticas sostenibles. Es una empresa orgullosa de sus raíces y por lo tanto dieron a conocer su nueva línea de empaques inspirados en los atributos del estado de Quintana Roo.

Por su parte Eder Herrera, de Cacao Sostenible Rayen recalcó las oportunidades y desafíos que implica la producción del cacao en México. Y mediante un video mostró a los presentes los rostros responsables de crear una producción de cacao y elaboración de chocolate de alta calidad comprometida con cuidar y preservar la biodiversidad.

Posteriormente la sede recibió expectante a Erik Plaisier, Consejero Agrícola de la Embajada de los Países Bajos y a Christophe Smitz, Consejero Económico y Comercial de la Embajada de Bélgica, quienes impartieron su punto de vista respecto a las perspectivas puestas en la Muestra de Cacao y Chocolate desde el contexto de mercados internacionales y las tendencias en concreto del mercado Europeo, de tal manera que se pudiera establecer un conocimiento objetivo que abriera paso al crecimiento comercial del cacao mexicano dentro de mercados especializados.

Para finiquitar, los productores y las productoras unidos por la Muestra de Cacao y Chocolate mexicano exhibieron orgullosos muestras de su trabajo en una ronda participativa.

¡Gracias a todos y todas por un excepcional primer encuentro por la Muestra de Cacao y Chocolate mexicano! Unidos por un futuro más sostenible.

Send this to a friend