Las abejas cumplen una importante función en la naturaleza, la polinización permite la reproducción de cualquier tipo de semilla y fruta, lo que produce alimento necesario para todo tipo de especies en el mundo. Sin embargo, estos pequeños amigos rayados están cerca del peligro de extinción, por esto, en el Día Mundial de las Abejas, queremos difundir la importancia de esta especie y algunas estrategias necesarias para salvarla.

El Día Mundial de las Abejas se celebra el 20 de mayo, en esta fecha nació Anton Jasa, quien fue el pionero en la apicultura moderna, este hombre elogiaba y admiraba lo trabajadoras que eran las abejas así como las múltiples capacidades que poseen.

 

Las abejas, súper heroínas de la naturaleza.

Lo primero que se nos viene a la mente al pensar en las abejas es que producen deliciosa miel, sabemos que viven en colmenas y que tienen una reina. Pero no es eso lo que las vuelve de  los insectos más importantes de la naturaleza, sino su función polinizadora. Albert Einstein dijo una vez  “Si las abejas desaparecieran de la superficie del globo, al hombre sólo le quedarían cuatro años de vida: sin abejas, no hay polinización, ni hierba, ni animales, ni hombres”

día mundial de las abejasFoto Graciela Zavala

Algunos datos sobre las abejas:

  • En un enjambre o colmena habitan entre 30,000 y 60,000 abejas obreras.
  • La abeja reina vive de 1 a 4 años, mientras que las obreras solo de 6 a 8 semanas, en invierno su tiempo de vida se reduce.
  • Para producir un kg de miel, es necesario que la abeja visite alrededor de 4 millones de flores.
  • Contribuyen a la polinización de más de 770,000 especies de plantas.
  • Solo 7 de las 20,000 especies de abejas producen miel.

día mundial de las abejasFoto Graciela Zavala

Ahora sí, hablemos de la polinización:

Más del 75% de los cultivos alimentarios del mundo dependen de la polinización, sin embargo, las abejas no son las únicas polinizadoras, también existen las mariposas, los colibríes entre otras especies menos conocida como los murciélagos. Los polinizadores no solo existen para proveer alimentos, sino que su función va más allá, son indispensables para conservar la biodiversidad y sirven para alertar de nuevos riesgos ambientales, ya que indican la salud de los ecosistemas.

Se ha calculado que si todas las abejas del mundo desaparecieran, se haría prácticamente imposible el cultivo de más del 56% de los alimentos que consumimos y el 70% de los alimentos que consumen los animales como mamíferos y aves.

Dentro de las principales amenazas hacia las abejas se encuentra la agricultura excesiva y desmesurada que invade los campos y limita su fuente de alimento.

 

Agricultura climáticamente inteligente, cultivos sin agroquímicos:

La agricultura extensiva es una de las principales actividades impulsoras del cambio climático y pérdida de biodiversidad. Existen estudios que han respaldado la idea de una agricultura climáticamente inteligente y regenerativa como una manera de salvar a la Tierra. Con la agricultura reclamando la mitad de las tierras habitables del mundo, alrededor de un millón de especies están en riesgo de extinción. Los métodos agrícolas convencionales, como la aplicación excesiva de fertilizantes y pesticidas sintéticos y la labranza incesante, han desencadenado otra cadena de efectos negativos, incluida la contaminación extrema del agua y el suelo.

día mundial de las abejasFoto Graciela Zavala

La agricultura climáticamente inteligente es una forma de combinar varios métodos sostenibles para abordar los desafíos climáticos específicos de una comunidad agrícola en particular con el fin de reducir el impacto negativo de su actividad en los ecosistemas.

día mundial de las abejasFoto Graciela Zavala

Esta agricultura permite preservar especies como las abejas, ampliando su fuente de alimento, además de manejarlas de una forma sustentable.

 

La apicultura y el café: un mejor medio de vida para las abejas y las comunidades caficultoras.

Los productores de café se enfrentan a muchos problemas como la caída de los precios, factores climáticos, o incluso las plagas. Por lo que vivir solo del café puede considerarse sumamente riesgoso, esto ha llevado a los caficultores a aprovechar sus tierras para sembrar y cosechar algo más, aparte del café, como bananos, naranjas y otros árboles y frutos.

día mundial de las abejasFoto Graciela Zavala

La apicultura es un recurso que ha ido tomando fuerza entre los productores de café, porque además de producir y vender miel, las abejas pueden polinizar mejor las plantas de café y otros cultivos como los cítricos y los aguacates. Además, las abejas asociadas al café hacen que se obtenga más productividad en las plantaciones. Además la apicultura permite que comunidades de abejas crezcan y se reproduzcan en un espacio controlado y protegido, así que es un ganar-ganar.

día mundial de las abejasFoto Graciela Zavala

¿Qué podemos hacer nosotros?

Lo primero y más importante, no solo hoy en el Día Mundial de las Abejas, si no cada día, es que como humanos tenemos que dejar de matar abejas, ya hay demasiados factores poniendo en riesgo su vida y su importante labor, como para que nosotros las aplastamos sin más. Las abejas no suelen picar humanos a menos que se sientan amenazadas, por lo que si las evitas a ellas, te evitarán a ti.

Evita también rociar pesticidas, o veneno si encuentras poblaciones de abejas en tu jardín o colonia, si están afuera y no ponen en peligro la vida de nadie, puedes dejarlas polinizar tus plantas y flores, sin embargo, si no quieres tenerlas cerca o son un riesgo, llama a las instituciones correspondientes para que remuevan la colonia de forma segura para todos.

día mundial de las abejasFoto Graciela Zavala

No te olvides de la importancia de tu consumo responsable, hoy en especial, en el día Mundial de las Abejas y siempre que puedas, asegúrate de comprar productos como el café y la miel, entre otros, que vengan de un buen manejo agroforestal y de prácticas amigables con la biodiversidad y nuestras amigas rayadas. En nuestro directorio sostenible puedes encontrar marcas de café, miel, cacao, flores y hortalizas que tienen un buen manejo ambiental y prácticas sustentables.